Rítmica pone rumbo a Guadalajara

Llegó la esperada cita para nuestras chicas de rítmica. 23 gimnastas, 5 entrenadoras y todo un elenco de padres y madres que se convierten en los mejores seguidores y animadores de nuestras chicas, pondrán rumbo a Guadalajara en los próximos días para conquistar la ciudad y que la marea azul de Montemar esté por todos los rincones guadalajareños.

Un total de 904 gimnastas y 430 entrenadores de 286 clubes lucharán por ese ansiado ejercicio sin fallos en el Campeonato Nacional Base individual. Nuestro club no podría tener mejor representación que la gimnasta infantil Lucía García. Bajo los acordes del tema de la película Candilejas, interpretada por Charles Chaplin, nuestra gimnasta demostrará en el tapiz que flexibilidad, riesgo y elegancia van unidos de la mano en este bello deporte.

En la Copa Base de conjuntos participarán 879 gimnastas pertenecientes a 107 clubes. Cuatro de esos tantos conjuntos serán llamados a pista bajo el nombre de nuestro club, y este sonará en el Palacio Multiusos de Guadalajara con más fuerza que nunca. Alevines, infantiles, cadetes y juveniles mostrarán en el tapiz la diferencia de estilos que nuestras entrenadoras han elegido para la cita y lucharán por alcanzar el esperado ejercicio sin fallos. Pelotas, aros y mazas volarán por el pabellón para alcanzar los sueños que hay detrás de horas y horas de entrenamientos.

Sonará el pi, comenzará el ejercicio, y la gente cruzará los dedos en señal de desearles suerte, pero lo que no saben es que la suerte no llega por sorpresa… la suerte, en nuestro deporte, se entrena, y nuestras 23 gimnastas han trabajado duro para llegar en las mejores condiciones y no depender de ella.

Cuando suene el pi y arranquen los primeros acordes de la música que pone inicio al ejercicio, cada gimnasta confiará en ella misma, en sus compañeras y en el equipo técnico. Disfrutará de la recompensa de pisar el tapiz de un campeonato nacional. Se concentrará para lanzar cada aparato al sitio y apretará su cuerpo para mantener cada dificultad corporal.

Y la suerte que la gente les desea se convertirá en recompensa, en satisfacción y en orgullo. En recompensa por todo el trabajo realizado hasta ese momento, en satisfacción por haber podido realizar un entero de cero y en orgullo por pertenecer a la gran familia montemarina.

¡ARRIBA MONTEMAR! ¡GUADALAJARA NOS ESPERA!

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Leer más…
Aceptar